Categorias

  • carnes y aves
  • carnes y aves
  • carnes y aves
  • carnes y aves
  • carnes y aves
  • carnes y aves

El sello "Kosher Meat" (M) para los productos cárnicos, incluye la carne o los huesos de los mamíferos y las aves, las sopas o las salsas hechos con ellos, embutidos y cualquier alimento que contenga incluso una pequeña cantidad de lo antedicho. La carne de los mamíferos sólo se permite si estos son rumiantes y tienen pezuñas partidas.

Todas las aves excepto las carroñeras y las rapaces o carnívoras son permitidas, El Kashrut señala una lista de 24 especies prohibidas para su consumo.

Para ser Kosher, los mamíferos y las aves deben ser faenados en un procedimiento especial llamado shejitá. Después de la faena, los órganos internos de los animales y las aves se examinan para revisar que estén libres de enfermedades o lesiones y se separan las partes del animal que no están permitidas comer.

La carne (mamíferos y aves) nunca se combina con la leche y también deben utilizarse utensilios para cada uno por separado. Un producto marcado con el sello "Kosher Meat" (M) implica que ah sido faenado con shejitá y que en sus ingredientes no hay el menor residuo de leche.

El sello "Kosher Dairy" (D) para los productos lácteos, incluye la leche de cualquier animal Kosher, así como todos los productos lácteos hechos con ella (crema, mantequilla, queso, etc.).

Cualquier alimento que contenga incluso una pequeña cantidad de lo antedicho se incluye en esta categoría. Como se menciono anteriormente está prohibido combinar la carne y la leche, por lo que deben utilizarse utensilios separados para cada uno.

Las industrias que producen alimentos con ingredientes cárnicos, y utilizan los mismos instrumentos para preparar productos con ingredientes lácteos, o bien que preparan alimentos con ingredientes cárnicos y lácteos combinados, deben recibir una adecuación especial en los instrumentos utilizados (Kasherización) y ser inspeccionados meticulosamente para asegurarse de la ausencia del más mínimo residuo, a fin de poder elaborar productos Kosher.

Un producto marcado con el sello "Kosher Dairy" (D) implica que en sus ingredientes no hay el menor residuo de carne.

El sello “Kosher Pareve” para los productos neutros, incluye los alimentos que no contienen "carne" ni "lácteos". Todas las frutas, vegetales y granos son considerados Pareve (neutro) siempre y cuando estén libres de insectos y gusanos.

Cabe aclarar que todos los reptiles, anfibios, gusanos e insectos, no son Kosher, solo con excepción de cuatro tipos de langosta (una variedad de saltamontes).

Los huevos de animales permitidos también son considerados Pareve. El Kashrut señala que todo lo que proviene de un animal Kosher también es Kosher, por lo tanto los huevos puestos por aves Kosher también lo son pero deben ser cuidadosamente examinados antes de su uso para asegurar que estén libres de manchas de sangre en cuyo caso son desechados.

En el caso de la miel de abeja, no se considera un ”producto animal”, así que la miel es Kosher aunque las abejas no lo sean. Un producto marcado con el sello “Kosher Pareve” implica que en sus ingredientes no hay el menor residuo de carne ni lácteos.

El sello “Kosher Fish” (F) para los productos de pescado, incluye la carne y los productos derivados del pescado.

El Kashrut solamente permite el consumo de las especies que habitan en las aguas, ya sean dulces o saladas, siempre que cumplan con el requisito de tener aletas y escamas, de manera que mariscos, crustáceos y moluscos no se incluyen en esta lista.

A diferencia de los mamíferos y las aves, el pescado no requiere shejitá (procedimiento de sacrificio especial) y no se considera “carne”, por lo que todos sus derivados entran dentro de la categoría de productos Pareve, aunque es importante cuidar de no almacenar productos Kosher con productos treif (no-Kosher) en agua salada, ya que esta es considerada un elemento de cocción.

Algunos pescados comunes reconocidos como Kosher son: Carpa, lenguado, sardinas, tilapia, atún, bacalao, Salmón, huachinango, dorado, perico, entre muchos otros. Mientras que algunos ejemplos de los no Kosher son: Tiburón, esturión, bagre, anguila y pez espada por mencionar algunos.

El sello “Kosher Passover” (P) para los productos de Pascua, también conocido como “Kosher Le Pesaj” incluye los alimentos preparados con las instrucciones especificas para esta festividad. De acuerdo al Kashrut la comida Kosher es aceptable para consumir durante todo el año con excepción de la pascua en la que aplican regulaciones especiales.

El Kashrut denomina 5 especies que son consideradas como Jametz (“leudado”) y cuyo consumo no es permitido durante la pascua. Estas son: trigo, cebada, centeno, avena y espelta. Por lo tanto todos los productos que contengan en sus ingredientes estas especies, cualquier derivado de las mismas o bien que hayan sido preparados con utensilios que entraron en contacto con estas, no son aptos para su consumo durante la pascua.

Los ejemplos más clásicos de Jametz son: Pan, cereales, tortas, galletas, pizza, pastas, cerveza, whisky entre otros. Un producto marcado con el sello “Kosher Passover” implica que en sus ingredientes no hay el menor residuo de Jametz.

Otros productos como aceites, polvos, harinas, salsas, concentrados, semillas y cereales, mieles, y derivados de productos de origen mineral, vegetal y animal requieren supervisión y certificación.

En el caso de los vinos y licores de uva existen reglamentaciones especiales para ser certificados. Todos los demás licores también son certificables y deben ser supervisados para ser Kosher, esto se debe a que algunos licores son preparados agregándoles ingredientes y saborizantes que requieren inspección.

En el caso de los panes también existen reglamentaciones especiales por lo que deben ser supervisados y certificados para ser Kosher.

Otras materias primas utilizadas en la industria alimenticia como lo son saborizantes, especias, sales, colorantes y emulsificantes que son producidos de distintas fuentes naturales requieren supervisión y certificación.